A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche

Por Miguel Ángel Gullón

La población de la provincia de El Seybo, al este de República Dominicana, muy cerca de los complejos turísticos de Bávaro y Punta Cana, está consternada por los brutales desalojos ocurridos en estos días. La Compañía Central Romana, propietaria del 70 % de la tierra de la provincia, extiende cada día sus plantaciones de caña de azúcar. Su fuerte poder económico y consentimiento gubernamental es tal que sus acciones parecen normales pues desde hace más de 40 años gozan de total impunidad ante la justicia.

12671939_1679786695633895_6688569139873270346_o

La pesadilla que siguen viviendo las sesenta familias el barrio de Villa Guerrero de Santa Cruz de El Seybo durante madrugada del pasado 26 de enero, a raíz del terror sembrado por los agentes del Central Romana, la comparte con las familias de Los Cajuilitos quienes también fueron víctimas de tan brutales acciones y ahora viven con el alma en un hilo, sin poder dormir, por el miedo de que en la madrugada más tranquila se aparezcan los guardias campestres de la Compañía para tumbar sus casas.

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche
El día 26 de enero celebramos el natalicio del patricio Juan Pablo Duarte, cuya madre Dña. Manuela Díez, nació en Santa Cruz de El Seybo.
Nuestro Padre de la patria luchó por los derechos de la persona proclamando su inviolable dignidad. En su ideario dejó escrito: Ningún poder de la Tierra es ilimitado, ni el de la ley tampoco (26). Todo poder dominicano está y deberá estar siempre limitado por la ley y ésta por la justicia, la cual consiste en dar a cada uno lo que en derecho le pertenezca (27).

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche
Porque a las 3 de la madrugada llegaron las armas acompañadas de muchos hombres ordenados por la mala voluntad de la Compañía Central Romana para tumbar en segundos 60 casas. Estas humildes moradas fueron construidas con el sudor de las mujeres lavando y planchando ropa y de los hombres echando días en el campo y en la construcción.

12745954_1679786662300565_7901397570944886728_n

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche
Porque estas 60 familias llevaban viviendo casi dos años en una tierra que sólo le pertenece a Dios y en unos segundos la cobardía del Central Romana rompió el silencio de la noche provocando los llantos de las niñas y niños que se quedaron cobijados bajo el frío manto de las estrellas y destemplados por la fría agua de la lluvia del cielo que lloró de impotencia.

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche
Porque el Buen Vivir que proclama Radio Seybo y todas las emisoras de UDECA y ALER es contrario al Vivir Bien a costa de los otros despojándoles de lo que les pertenece desde muchas generaciones. La tierra fue entregada por Dios para que la cuidásemos, la sembráramos y recogiésemos sus frutos. Nos la dio sin límites ni fronteras como un Bien Común de y para todas las personas.

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche
Porque de forma vil y cobarde han sido terriblemente conculcados los derechos fundamentales y mancillada la dignidad de muchas personas en el día del padre de la dominicanidad. Es una afrenta a Juan Pablo Duarte que en su día, en el día donde se izan miles de banderas gloriosas de la independencia y de la soberanía nacional, la indolente Compañía Central Romana apunta con sus armas a las niñas y niños helándoles su bella sonrisa e infundiendo el terror más cruel que les ha quedado grabado en sus corazones y ahora dibujan en la escuela con colores tristes.

12698716_1679786615633903_2744490952113809013_o

A la luz del día denunciamos la cobardía de la noche
Porque la luz de la verdad y la justicia brillará y ganará a la indiferencia y la falta de valores de la Compañía Central Romana y de quienes la apoyan. Abuelos, jóvenes y niños visten de negro, simbolizando el luto, gritando respeto por las calles y los micrófonos de América Latina y El Caribe. La sagrada madre tierra pide justicia exigiendo a quienes endulzan sus cuentas bancarias con el sudor amargo de la caña de azúcar restituyan pronto el terreno robado a varias generaciones.

Familia Dominica, Acción Verapaz, ALER, UDECA y Radio Seybo

Deja un comentario