Casa Ya critica, director del INVI valide las cifras del déficit habitacional del sector privado

A la fecha el organismo no ha presentado su Plan Estratégico del 2017

p1100011-copySanto Domingo.  Miembros de La campaña Casa Ya, articulada desde Foro Ciudadano, calificaron de incoherente y desacertado que el INVI utilice las cifras del déficit de vivienda que plantea ACOPROVI cuando el Estado tiene su propia metodología de medición. Así mismo, aseguran esperar que con la designación de Mayobanex Escoto, como incúmbete del Instituto Nacional de la Vivienda, esta institución termine con la falta de trasparencia y la opacidad que la ha caracterizado los últimos años.

El grupo saluda la intervención del organismo en los medios de comunicación, sin embargo, afirman que lo tratado por el director del INVI da pie a una serie de cuestionamientos vinculados al desempeño de la actual gestión y sus metas en materia de producción habitacional.

Tras Escoto aventurarse a ofrecer cifras elaboradas por entidades privadas con intereses en el sector, el colectivo le aclara al director del INVI que las dos metodologías oficiales para medir el déficit habitacional son: la de ONE-CELADE, que sitúa el déficit  total en torno a los 2.2 millones y la del MEPyD.

Añaden que, “la ambigüedad del Estado en la metodología es la razón fundamental para que desde Casa Ya se haya demandado la búsqueda de un consenso metodológico integral, proceso pendiente aún”. Además, el movimiento le recuerda al  director que las cifras de déficit habitacional bajo la metodología ONE-CELADE fueron las empleadas por el INVI en la elaboración de su anterior Plan Estratégico 2013-2016.

Igualmente, para el grupo resulta preocupante que la entidad reciba apenas el 10.3% del presupuesto que requiere.  Por ello, Casa Ya le sugiere al INVI que para fines de justificar con mayor rigor los requerimientos presupuestarios de la entidad, revele el costo total de cada uno de los modelos habitacionales que construye, así como el estatus actual de su línea de crédito con la Corporación Andina de Fomento, entidad que tradicionalmente ha financiado casi todos los proyectos habitacionales del INVI.

Los-as integrantes de la campaña Casa Ya ven con curiosidad que el director del INVI hable de los planes y cifras de construcción, reparación y mejoras de viviendas para este año, cuando  la institución no ha elaborado -o al menos publicado- su Plan Operativo Anual del año 2017, ni el plan estratégico institucional de todo el cuatrienio. “De hecho, los documentos de planificación del INVI dependen del Plan Nacional Plurianual de Inversión Pública 2017-2020, documento pendiente de elaborar aun por parte del MEPyD”, añaden.

Para el periodo 2016-2020 se prevé la construcción de unas  3,480 unidades habitacionales monto casi seis veces menos que el programado en el período gubernamental anterior. Y, además, las 1,450 unidades habitacionales previstas a construir en el año 2017 serían menos de la tercera parte de la cantidad de viviendas establecidas a construir para el INVI en el año 2016.

Si los datos revelados por el organismo, en la persona de Escoto, se ejecutaran al dedillo, se estaría profundizando aún más el desmonte del INVI como institución principal de la política habitacional del país, y de paso el cuestionable desempeño de esta gestión gubernamental en cuanto a la mitigación del déficit habitacional.

Sobre las revelaciones hechas por el director del INVI, vinculadas a la falta de registros sobre las viviendas que fueron asignadas como ¨donación¨ y las que fueron asignadas en calidad de ¨venta¨, el grupo llamó a la apertura de un proceso formal de investigación al respecto, a fin de que se aclare si algunos de estos casos podrían ser objeto de sanciones, ya sea de la pasada gestión del INVI o de la actual.

 

Deja un comentario