¿Por qué grita la ciudad?

#Gritosdelaciudad

avatarEn República Dominicana casi 3.4 millones de personas viven en condiciones de pobreza. Por ello la campaña casa ya, articulado desde Foro Ciudadano, ha denominado el mes de octubre como #Gritos de la ciudad, un llamado a la lucha y a la de denuncia de un sistema desigual y excluyente que pone en peligro el más importante de los derechos humanos, el derecho a la vida.

 

Las ciudades se han convertido en espacio de exclusión e inequidad social, en donde los esfuerzos de políticas no están garantizando mecanismos que puedan eliminar estas desigualdades a fin de que todos los segmentos de la población tengan acceso y derechos a la ciudad de forma igualitaria.

 

Gritos de la Ciudad es la necesidad de hacer sentir que hay personas que reclaman mayor espacio en la ciudad y mayores derechos. Porque entendemos que la ciudad está viva y le duelen todas las laceraciones que le hace el capitalismo. Porque entendemos que es el momento de derribar esos muros invisibles de injusticias que nos separan. Porque nos han hecho creer que las ciudades son simplemente el polígono central y las zonas que contienen una serie de edificios lujosos en las provincias, invisibilizando los espacios urbanos marginales y excluyéndolos de los derechos y beneficios de las ciudades.

 

Por mucho tiempo las políticas públicas se han concentrado solo en las zonas céntricas, olvidando durante años los asentamientos empobrecidos, bajo las sombras de los grandes edificios. La idea de los gritos de la ciudad es precisamente que esas zonas dejen de ser invisibles, buscamos que se termine de una vez por toda con la pretensión que tienen los gobiernos de ocultar la pobreza. Con el fin de que la inversión y las políticas se transformen y puedan ser accesibles para todos y todas. Porque desde allí, desde abajo, desde la orilla, desde el margen también grita la ciudad. “El aire de la ciudad nos hace libres, solía decirse. Pues bien: hoy está un poco contaminado; pero puede limpiarse”(David Harvey)

 

¡Por esto grita la ciudad, porque debe de ser de todos-as y para todos-as!

Deja un comentario