Hacia una política de vivienda que le devuelva el derecho a la gente

Propuesta de ley de vivienda y asentamientos humanos empobrecidos vendría a solucionar el actual déficit habitacional de la República Dominicana

P1100150

Santo Domingo-  Las organizaciones de Foro Ciudadano promotoras de la campaña “Casa Ya”, buscan se establezca una nueva ley de vivienda que beneficie a los sectores más empobrecidos del país, augurándoles el acceso a una vivienda digna. Reclaman el cumplimiento del artículo 59, de la Constitución que incluye a la Vivienda dentro del conjunto de los  Derechos Económicos y Sociales protegidos por la Constitución Dominicana.

“Los  gobiernos que han transitado en nuestro país durante las últimas décadas, no reconocen la existencia de este derecho. La atención a la vivienda y el hábitat han estado caracterizadas por la implementación de programas influenciados por el  paternalismo  político y el clientelismo. En todo caso, la magnitud de estos proyectos  no ha  reducido el elevado déficit habitacional que arrastra nuestro país”, afirma Alfonsina Cuesta, vocera de la campaña y directora ejecutiva de FUNDECOM.

Una nueva política de vivienda

El grupo asegura que la inversión pública en la Sectorial Vivienda ha disminuido  significativamente pasando de ser un 0.55% del PIB en el 2008 a un 0.04% del PIB en 2013, de esta manera cuestionan las pretensiones del Gobierno al escenificar este descenso  hacia la baja de la inversión en vivienda, pues, afirman  que el déficit supera el 80% de las viviendas existentes en el país. Las organizaciones advierten que con una inversión tan minúscula el estado no podrá apalear dicho déficit.

A pesar de que diversos estudios colocan la vivienda como uno de los factores más determinantes  de la pobreza, la inversión en el último período se ha centrado en el sector privado, bajo la modalidad de fideicomiso, como es el caso de Ciudad Juan Bosch y el proyecto San Rafael, mientras que la inversión pública  ha disminuido considerablemente. “Es como si se pretendiera que esta modalidad de financiamiento de la vivienda sustituyera la política de Estado dirigida a los más pobres, lo cual Casa Ya rechaza.  El 80% de la población no puede acceder al fideicomiso”, asegura Román Batista, vocero de la campaña Casa Ya y director de Ciudad Alternativa.

Motivados  por  la enorme brecha entre las carencias históricas y estructurales en viviendas y las políticas públicas programadas para enfrentar la problemática, las organizaciones  agrupadas bajo el lema  ¨Casa Ya¨ presentan al congreso una propuesta de Ley orientada a los sectores empobrecidos del país, con diversas modalidades que garanticen el derecho constitucional universal de acceso a una vivienda digna.

 “El predominio de una gran dispersión institucional y falta de transparencia en fondos de proyectos de inversión en vivienda genera incertidumbre sobre el uso dado a los pocos recursos otorgados. Es por eso que este anteproyecto propone una nueva institucionalidad, que supere el marco legal desfasado y disperso, y que brinde una atención integral y la rectoría del Estado, manteniendo el derecho a la vivienda fuera de las acciones mercantiles y clientelares que hasta ahora le ha caracterizado”, afirma Loeny Santana, vocera de la campaña.

Los integrantes de Casa Ya montaron una manifestación en la parte frontal del congreso. Al lugar llegaron decenas de manifestantes con pancartas y vociferando consignas  para denunciar que el derecho a la vivienda y el hábitat digno y saludable son retos de primer orden que debe enfrentar el país.

Deja un comentario