Agricultura Familiar campesina, una prioridad no muy clara para el gobierno dominicano

Oxfam pide al Gobierno definir sus políticas sobre agricultura familiar campesina.

Oxfam lamenta que de todos los países evaluados por el Índice de Transparencia Presupuestaria para agricultura familiar, RD se destacara por tener la peor valoración con 22 puntos de 100.

Oxfam exhortó hoy al Gobierno dominicano a definir sus políticas sobre agricultura familiar campesina (AFC) atendiendo a que es ampliamente dominante en el país y además es estratégica para la economía nacional y la soberanía y seguridad alimentaria. “La inversión en la AFC es una manera eficiente de reducir la pobreza: el crecimiento de la pequeña agricultura repercute en las personas más pobres el doble que el crecimiento en otros sectores´

Presentación Estudios Agricultura Familiar Campesina

Rosa Cañete, directora de Oxfam en República Dominicana indicó que “se estima que el 80% de lo

s alimentos que consumimos son de producción nacional y de estos una gran parte es proporcionada por la pequeña agricultura. El 81% de las unidades productivas en el país son de pequeña escala. Pese a esto, no hay una focalización clara de políticas agrarias para este tipo de producción”, señaló.

Al presentar los informes regionales de su campaña Crece, “De promesas a prioridades” y “Las cuentas no cuentan”, la entidad explicó que el sector de la AFC no está formalmente reconocido y/o incorporado en la programación presupuestal de la mayoría de los países, incluyendo República Dominicana, lo que contrasta con la importante participación de este grupo productivo en la estructura agropecuaria y en las supuestas prioridades políticas.

Planteó que, a pesar de las acciones emprendidas por el mandatario Danilo Medina poniendo el sector agrícola como una de sus prioridades, lo consignado en el presupuesto nacional para el sector agropecuario para el 2013 es de apenas 0.5% del PIB y apenas un 2.2% de todo el presupuesto nacional y poca parte de este limitado presupuesto realmente alcanza a los y las pequeños productores. “En general se prioriza la producción de cultivos específicos, y con un fuerte enfoque a la producción “convencional” y comercial y sistemas de producción intensivos en el uso de insumos. Los recursos públicos destinados al desarrollo y promoción de técnicas agroecológicas, el manejo sostenible de los recursos naturales, el cultivo de productos tradicionales, y el desarrollo empresarial de la AFC son considerablemente menores a pesar de su importancia para el desarrollo integral y sostenible del sector¨.

La pequeña agricultura juega un papel importante en la protección de los recursos naturales a través del desarrollo de prácticas agrícolas sostenibles y de una agricultura que provea servicios ambientales. En contraste con la gran producción de plantaciones comerciales, la pequeña agricultura tiene una mayor capacidad para adoptar métodos de cultivo que contribuyan a conservar los suelos y a reducir la contaminación por agroquímicos”, indicaron.

Oxfam, revela que si bien la AFC genera más del 50% de los alimentos que se consumen en la región Latinoamericana, el gasto público destinado a este sector no alcanza ni el 0,2% de los presupuestos nacionales de los países estudiados.

Cañete aseguró que si bien la seguridad alimentaria es un tema que se aborda políticamente en los países de la región, el enfoque es más asistencialista que de impulso a la producción de alimentos. Son los casos de El Salvador, México y Nicaragua y República Dominicana cuyas políticas se enfocan principalmente en apoyar el ingreso de las poblaciones vulnerables y el acceso a alimentos básicos mediante ayuda alimentaria, con una orientación más asistencialista que productiva.

“Es importante reorientar el gasto público en agricultura, hacia un modelo productivo que tenga como puntos clave la resiliencia, la sostenibilidad y una justa distribución de los recursos. Pero no se trata solo de incrementar el gasto público. Se deben desplegar esfuerzos para redistribuir los recursos disponibles de forma justa y respondiendo a las necesidades de los diferentes tipos de produc

FotosCamaraOxfam 193

tores/as, a través de líneas diferenciadas de acción” apuntaron.

Lejos de la transparencia presupuestaria. Para “Las cuentas no cuentan”, Oxfam evaluó 10 países de América Latina y el Caribe bajo su Índice de Transparencia Presupuestaria para la Agricultura Familiar y Campesina (ITP—AFC). “La transparencia presupuestaria es una condición clave para mejorar el gasto público y la calidad de vida de millones de personas y en líneas generales, se evidenció que ninguno de los países estudiados cumple con las condiciones óptimas de transparencia y gestión presupuestaria”.

Lamentablemente, de todos los países evaluados, República Dominicana se destaca por tener la peor valoración con 22 puntos de 100. El Índice revisa 14 variables organizadas en cuatro ejes: bases de información, rendición de cuentas, acceso a la información y participación de productores en la definición del presupuesto. RD obtienen una baja puntuación en todas las áreas pero donde más tiene que mejorar es en la rendición de cuentas donde obtiene un 3 sobre 25.

“Pese a que la ley de presupuesto obliga a especificar en el presupuesto y su ejecución  la demanda o población a ser atendida, los resultados y metas físicas, los medios de verificación de cada producción y su relación con los recursos previstos, esto al igual que en otras dependencias no se han cumplido tradicionalmente. Desafortunadamente, no hay evidencia estadística ni cualitativa que permita determinar con precisión el perfil de las unidades productivas beneficiarias de las intervenciones públicas en agricultura”, externó.

Según el estudio de OXFAM “sin transparencia y una adecuada gestión presupuestaria que implique procesos participativos, los pequeños/as productores/as no tienen cómo incidir sobre el gasto público que los afecta. Los retos pendientes son darle mayor prioridad a las políticas de transparencia presupuestaria en general, cumplir con las normas y obligaciones relevantes que ya existen y promover espacios formales descentralizados que permitan a los pequeños productores/as participar en la formulación, monitoreo y evaluación del gasto público¨.

Los estudios están disponibles en:

http://www.oxfam.org/es/crece/policy/las-cuentas-no-cuentan

http://www.oxfam.org/sites/www.oxfam.org/files/bn-promises-priorities-fair-food-lac-230713-es.pdf

para más información Silvio Minier, Responsable de Advoacy y Campañas / Oxfam

Teléfonos: 809 6825002, ext. 236; Celular: 809 330 3655; Fax 809 6854942 / www.oxfam.org/crece

Deja un comentario